Fases de un programa experimental


Un programa de experimentación puede ser dividido de diversas maneras. Consideremos por ejemplo las siguientes fases experimentales:

No existe una distinción clara entre estas fases; algunas veces ocurren traslapos, o bien, varias fases se desarrollan simultáneamente ( por ejemplo si algo descubierto durante la depuración obliga a cambios de diseño y construcción ).

En la fase de planeación se consideran y evalúan distintas aproximaciones que pueden seguirse para la solución del problema formulado. También se conoce como diseño preliminar.

En la fase de diseño se determina la instrumentación necesaria y los detalles para la configuración de los aparatos experimentales, de acuerdo con la información recopilada en la fase preliminar.

Se define un plan de experimentación, las condiciones de trabajo, los datos que se recogen,la forma de procesarlos, etc.

En la fase de construcción se acoplan los elementos seleccionados al equipo experimental y se ejecuta una calibración de los instrumentos.

En la depuración se inicia la utilización del equipo. Aquí se descubren los imprevistos (¡que siempre deben esperarse!). Los resultados obtenidos en esta fase pueden llevar a algún rediseño y a cambios en la construcción u operación del equipo experimental. Al finalizar esta fase, el experimentador debe dominar el manejo de los aparatos y conocer los factores que influyen en la incertidumbre de resultados.

Durante la ejecución se realizan los experimentos y se leen los datos, se registran y almacenan. La operación de los aparatos puede ser monitoreada mediante acondicionadores de señal diseñados en el sistema, que protejan de cambios indeseables de difícil percepción, en los aparatos o en las condiciones de operación.

En el análisis de datos se lleva a cabo un estudio de estos para determinar la respuesta o la solución al problema que ha sido investigado.

En el reporte, los datos y las condiciones deben presentarse de manera que maximice la utilidad de los resultados experimentales.