Este artículo se publica con la intención de compartir una recopilación estudiantil que necesariamente está sujeta a correcciones ortográficas, gramaticales, de forma  y de contenido.  Por este motivo debe considerarse como material en proceso de elaboración, aún no terminado.


MONOGRAFÍA DEL RÍO MEDELLÍN

La ciudad de Medellín se encuentra dividida en dos por el Río Medellín, este río tiene una extensión de 100 kilómetros desde su nacimiento hasta que se transforma en el Río Porce. Desde su nacimiento en el alto de San Miguel a unos 2.700 metros,  hasta que cambia de nombre, recibe las aguas de cerca de 200 afluentes directos y por intermedio de ellos a más de 352 quebradas. De esta manera se configura la Cuenca del Río Medellín.

El Río ha tenido gran significancia tanto en la vida económica como en la vida cultural de Medellín, en el urbanismo de nuestra ciudad ha tenido gran influencia. A finales del siglo XIX, los antiguos puentes construidos sobre la quebrada Santa Elena y el Río dieron inicio a los primeros intentos de ampliar las vías de comunicación en Medellín; con la cobertura de la quebrada, la canalización del lecho y la construcción de los nuevos puentes sobre el Río se da una nueva estructura en la arquitectura moderna. Muchos de los primeros puentes construidos sobre el Río, aún existen como el construido en 1879 por el oficial alemán Enrique Haeusler.

CARACTERÍSTICAS DE LA CUENCA DEL RÍO MEDELLÍN

Denominada también hoya hidrográfica, es un área física debidamente delimitada, en donde las aguas superficiales y subterráneas son vertidas a una red natural mediante uno o varios cauces de caudal continuo o intermitente, las cuales confluyen en un río principal, en un depósito natural de aguas, o directamente al mar, lo cual puede considerarse como un sistema de drenaje. La cuenca hidrográfica consta de las siguientes partes:

Area de capacitación o zona productora de agua conformada por las partes altas de las montañas.

Area de vertimiento conformada por las partes medias de las montañas, colinas o cerros. En esta zona se pueden apreciar las quebradas y arroyos.

Area de confluencia o zona receptora de agua conformada por las partes bajas de las montañas. En este sector se unen las quebradas y arroyos en torno a un río principal.

Una cuenca hidrográfica puede ser definida como el conjunto de  las aguas (ríos, quebradas, arroyos, aguas subterráneas y aguas lluvias), que bajan de las montañas hasta desembocar en un río principal. Las cuencas hidrográficas tienen dos connotaciones diferentes, las cuales son: la cuenca rural, más relacionada con la naturaleza y con poca intervención humana (cuando el Río brota de la tierra a 2.700 metros sobre el nivel del mar en el Alto de San Miguel, municipio de Caldas, el agua emerge helada y cristalina) y la cuenca urbana (la cual está drásticamente intervenida y alterada por manos humanas).  La cuenca del Río Medellín es en su mayor parte una cuenca urbana, pues desde sus primeros kilómetros es intervenida y aprovechada por los habitantes de su ribera.

La cuenca del río Medellín se encuentra en una zona rodeada de montañas que comprende las partes altas, medias y bajas de los municipios ubicados a lo largo del río Medellín (Caldas, Sabaneta, Envigado, La estrella, Itagüí, Medellín, Bello, Girardota, Copacabana y Barbosa). La parte baja o plana es el Valle de Aburrá, que tiene un ancho máximo de 10 km. En sentido este - oeste y un largo de 70 km. en orientación norte sur.

El área total de drenaje de la cuenca es de 1152 km2. La cuenca aparece hoy como un ecosistema altamente intervenido donde su recuperación y protección no obedece solamente a factores ecológicos, sino que también se imponen aspectos económicos, sociales, culturales, etc.

TABLA DE LOS PRINCIPALES AFLUENTES[1]

CALDAS

LA ESTRELLA

ITAGÜI

MEDELLÍN

BELLO

COPACABANA

GIRARDOTA

BARBOSA

La Moladora.
Sta. Isabel.
La Salada.
La Valeria.

La Culebra.
Grande.
Bermejala.

Doña María
La Tablaza.
Calle Negra
Montesacro
Aguas Negras.

Doña María
La Guayabala
La Iguaná.
LaQuintana
La Madera

El Hato.
La García.
La Loca.
Seca
Guacimal.

La Tolda.
La Beta.
El Salto o Limonal

La Mota.
La Correa.
Caimito.

Laureles.
Arenales.
Montera.
Cestillal.

RÍO MEDELLÍN

La Clara.
La Miel.

La Doctora.

La Ayurá.
La Mina.

Zuñiga.
La Aguacatala.
La Presidenta.
Santa Helena.
La Rosa.
La Seca.

Rodas
La Gabriela.

Piedras Blancas.
El Chuscal.
El Convento.

El Salado.
Juan Cojo.
La Fulgencia.
Ferrería.

Ovejas.
La López.
Monteloro.
Santo Domingo.
Piedra Gorda.
La Gómez.

CALDAS

SABANETA

ITAGÜI

MEDELLÍN

BELLO

COPACABANA

GIRARDOTA

BARBOSA

 [1] Cuadro elaborado por el Instituto Mi Río.

LA CONTAMINACIÓN Y LA RECUPERACIÓN DEL RÍO MEDELLÍN

A lo largo de la historia de la ciudad, el Río cumplió el papel de vertedero de aguas negras, por lo cual se encuentra aún hoy en día contaminado con toneladas de materia orgánica y desechos tóxicos como cianuros, fenoles, sulfuros, mercurio y plomo.  Aparte de la contaminación que le es inherente, el Río ha sufrido otros problemas simultáneos como son la deforestación, las basuras sólidas, el vertedero de escombros, etc.

Debido a esta problemática, las autoridades sanitarias de nuestra ciudad, se crearon el reto de recuperar la cuenca hidrográfica del Río Medellín. Esta campaña ha sido resultado de entidades que trabajan mancomunadamente para lograr la limpieza del Río y sus afluentes, así como la recolección de basuras y tratamiento de las aguas residuales.   Es el caso de las Empresas Públicas, la cual se encarga de recoger, transportar, tratar y disponer de las aguas negras que son vertidas diariamente al Río, a través de  plantas de purificación; dicha entidad municipal también ha instalado una red de tuberías paralelas al Río y sus quebradas, las cuales se encargan de recoger el agua sucia que proviene de la gran cantidad de industrias que se encuentran desde Caldas hasta Barbosa. Se han construido aproximadamente 280 kilómetros de colectores paralelos a las quebradas, e interceptores paralelos al río, 2.806 kilómetros de redes secundarias

La muestra concreta de la labor de recuperación de la cuenca del Río Medellín es la construcción de la planta de San Fernando, localizada en el municipio de Itagüí, la cual es la primera construida para desarrollar el plan de saneamiento. Su diseño fundamentado en el concepto ``Una planta dentro de un parque", estuvo a cargo del consorcio  estadounidense Greeley and Hansen  y la Compañía Colombiana de Consultores S.A.

El objetivo general del Proyecto de recuperación del Río es "mejorar el nivel de vida y las condiciones sanitarias y ambientales de los 2,5 millones de habitantes del valle de Aburrá",. Esta recuperación se está logrando de la siguiente manera:

- Descontaminando parcialmente el Río y las quebradas que desembocan en él.

-         Tratando gran cantidad de las aguas residuales generadas en el Área Metropolitana en la planta de tratamiento de San Fernando.

- Expandiendo la cobertura de servicios públicos de acueducto y alcantarillado, especialmente a las zonas marginales.

ALGUNAS FOTOS DEL RIO MEDELLIN

wpe27.jpg (22255 bytes)                 wpe28.jpg (4960 bytes)

wpe29.jpg (127891 bytes)

wpe2A.jpg (6199 bytes)                     wpe2B.jpg (5001 bytes)

wpe2C.jpg (14821 bytes)

wpe2D.jpg (15269 bytes)

wpe2E.jpg (17208 bytes)

wpe2F.jpg (13960 bytes)

wpe30.jpg (6790 bytes)                 wpe31.jpg (8730 bytes)                

wpe32.jpg (8730 bytes)                     wpe33.jpg (8682 bytes)


___