CORRIENTES DE AIRE

Los pájaros poseen estrategias para ahorrar energías durante el vuelo.   Una de estas estrategias es aprovecharse de las corrientes de aire ascendente.

Termales: son corrientes de aire caliente que ascienden.   Los pájaros descansan en montones de aire que sube.    Muchos de estos encuentran los termales y utilizan el empuje que dan hacia arriba. Estos pájaros planean hacia abajo sobre una corriente de aire que constantemente sube.

El aire caliente no sube del suelo de una manera uniforme. Este tipo de aire más bien forma como un montón de donas una encima de otra. Flotar sobre termales es una magnífica manera de ahorrar energía que utilizan los pájaros cuando las encuentran. Con el tiempo, la termal se enrarece y no puede empujar al pájaro hacia arriba. Cuando esto ocurre los pájaros planean hacia abajo hasta que logran montarse en otra corriente de aire ascendente.

Las termales no ocurren siempre. El sol tiene que calentar el suelo lo suficiente para que termales puedan ocurrir. Muchos pájaros grandes esperan en el suelo hasta la 10 de la mañana a que se formen termales.

Vale la pena anotar que estos termales se dan ya que el sol calienta las corrientes de aire, al estar estas mas calientes disminuyen su densidad respecto al aire frio, entonces este fenómeno hace que las corrientes asciendan saliendo de una mayor densidad a una menor.

Corrientes de obstrucción: También hay otros tipos de corrientes ascendentes.   Las corrientes de obstrucción ocurren cuando el aire se estrella contra un objeto como un acantilado, una montaña, o un edificio grande. Esto hace que el aire suba y pase por encima del objeto. Los pájaros pueden volar "montados" sobre esta corriente. 

Vientos de cambio: Los pájaros que vuelan cerca del océano también pueden planear y volar alto utilizando vientos de cambio (diferencias de velocidades).   Estos vientos son una fuente de poder sobre la que los pájaros pueden planear. A esto se le llama volar alto dinámicamente.

 

Como se mencionaba antes (ver vuelo, tipos de vuelo)   puede observarse claramente a las águilas volando en círculos, siguiendo las bolsas de aire caliente que suben del suelo y evitando así consumir energía en el aleteo.

 

También se mencionaba a manera de ejemplo el caso de las aves planeadoras de alta mar, las cuales describen movimientos espirales en contra del viento muy cerca de la superficie, que es donde las corrientes del viento son más veloces.

VOLVER PAGINA PRINCIPAL