CANALIZACIÓN

 

El desarrollo de la ciudad comenzó teniendo como norte y eje de referencia la quebrada Santa Elena (Aná) y el río, ubicado al occidente de esta, era lejano y poco intervenía en su desarrollo.  Con el crecimiento de la ciudad este comenzó a figurar en la historia y los habitantes de Medellín se interesaron por él.  Los intereses sobre el río se debían, a que este con sus grandes crecientes e inundaciones hacían poco habitables las zonas ribereñas en el centro del valle y los caminos que comunicaban a la ciudad con el norte y el sur sufrían grandes averías por concepto de la erosión que provocaba el río. La ciudad crecía y el río parecía ser un obstáculo al desarrollo de la misma; era necesario hacer algo para responder a las necesidades de crecimiento y expansión de la ciudad y el río no se podía volver el obstáculo responsable del no desarrollo de la ciudad. 

3

El río serpenteaba frente a lo que conocemos hoy como el poblado (fotografía) y a lo largo de todo el valle. (1941-1945)

Por la década de los años 30 ya se realizaban las primeras obras que buscaban: rectificar el curso del río, que los destrozos y peligros que este podía presentar no fueran tan graves y estabilizar los terrenos de las márgenes.  Entre estas obras y medidas tomadas se encuentran la siembra de grandes árboles para que “amarraran” el terreno, la construcción de grandes talanqueras de cañabrava rellenas de piedra y la construcción de “Chiqueros”.  Estos últimos son unos rudimentarios trinchos rellenos de piedra ubicados en cada orilla del río que tenían como objetivo regular las aguas en línea recta, estabilizar los terrenos de las márgenes y disminuir los daños ocasionados por las crecientes. Si se suman las condiciones geológicas de la zona central del valle (suelos limo-arenosos) y la fuerza del río, se encuentra que estas obras no duraban mucho tiempo y con cada arremetida del río estas eran destruidas parcial o totalmente.  Para el año de 1940 la SMP asumió la dirección de las obras de rectificación del río, conocidas en ese entonces como “Cuelga del río”, y con dinero de la Sociedad y la ciudadanía se realizaban las obras. Por los años entre 1943 y 1945 un reconocido ingeniero de la ciudad concibió el proyecto para hacer la canalización del río Medellín entre el poblado y el puente Guayaquil en una forma extraordinariamente económica con solamente una inversión inicial de $1.500, obteniendo así el apoyo por parte de la SMP.  Esta obra consistía en la construcción de una canal en línea recta entre los dos puntos, poner a circular el agua del río por dicho canal y este se encargaría de la abertura del canal para quedar finalmente canalizado.  Este proyecto no tuvo en cuenta la fácil erodabilidad de los suelos de la zona y por consiguiente fracasó.

4

Los chiqueros tenían por objeto regular las aguas en línea recta, estabilizar los terrenos de las márgenes y

disminuir los daños ocasionados por las crecientes (1941-1942)

 

Para finales de la década del 40 y principios de la década de los 50’s se contrataron estudios serios sobre la canalización del río.  En un informe fechado el 21 de Enero de 1952 el ingeniero Mister Barton M. Jones recomendó la forma como debía seguirse la obra de canalización para que diera resultados seguros y fuera económica su construcción.

 

Esencialmente las recomendaciones de Mr. Jones consisten en que el revestimiento de las paredes del cauce se haga con placas de hormigón de 15 a 25 cm de espesor e inclinadas unos 33º con respecto a la horizontal, en lugar del revestimiento con muros verticales o casi verticales que era el sistema adoptado hasta entonces.

5

Obras de la canalización en la margen derecha del río por el sector "Barrio de Cristo Rey - Puente de Guayaquil" (1952)

Estas placas debían penetrar alrededor de unos 1.5 m por debajo del lecho del río que les conferiría estabilidad y firmeza. Las ventajas del sistema recomendado por el señor Jones son claras pues las placas son de por sí estables, sin peligro alguno de volcamiento, y además, por su inclinación se aumenta considerablemente la capacidad del cauce del Río al subir el nivel de las aguas.

El señor Jones también hizo recomendaciones sobre la construcción de saltos reguladores de pendiente para evitar velocidades críticas o supercríticas, que pudieran erosionar el fondo del cauce, en cambio de los deficientes e inadecuados que se habían construido hasta ese momento. También definió cuales deben ser las crecientes de diseño en los diferentes tramos del río con el fin de determinar el ancho y la profundidad del cauce sin llegar la corriente en cada caso a la velocidad crítica correspondiente.  Con estos estudios en 1952 la obra de canalización quedó a cargo del Instituto de Aprovechamiento de Aguas y Fomento Eléctrico, creado por la ley 80 de 1946, y con Alfonso Caycedo Rico como ingeniero jefe de la canalización del río Medellín.

Este fue sólo el inicio de la canalización como una obra seria y con bases de ingeniería bien definidas que pudieran garantizar el éxito del proyecto.  La canalización no se realizó toda en un único proyecto sino que ha ido respondiendo al crecimiento de la urbe y a las ideas de desarrollo adoptadas por los líderes de ella.

 

La rectificación del cauce del río es una obra que se fue gestando casi desde 1717 (Acta del Cabildo de Medellín en 24 de Septiembre de 1.717) pero que no se realizó y tomó importancia hasta mediados del siglo pasado, cuando el río se estaba convirtiendo en un obstáculo para el desarrollo de la ciudad.

Los motivos principales para realizar la canalización del río fueron:

  Higienización de todo el Valle de Aburrá.

  Urbanización de la parte plana del Valle, que no se había posibilitado por las crecientes del río y por que el sector era fuente de zancudos y plagas debidas a los pantanos producidos por las inundaciones del río

  Construcción de arterias centrales de transito que respondieran a la expansión que sufría la ciudad.

 Aprovechamiento turístico de la ciudad.

En su momento la canalización consiguió lo que buscaba pero estas obras nunca tuvieron en cuenta algunas consecuencias tales como:

  Pérdida de huevos y coberturas para los peces.

  Rompimiento de la secuencia de piscinas y rápidos.

  Aumento de la velocidad de las corrientes. (Aumento de la pendiente)

  Aumento de la erosión y la turbiedad. (Aumento de la velocidad)

   Pérdida de la vegetación en las orillas.

   Disminución de la longitud del canal

   Pérdida del valor estético del área.

 

La canalización del río ha sido una de las obras importantes que ha tenido la ciudad en los últimos años, no por lo grande y compleja, sino por todas las transformaciones que esta obra trajo consigo.  La orientación de la ciudad pasó a ser Sur Norte, se facilitó la comunicación con la margen izquierda del río (Otrabanda) ya que la canalización impulsó la construcción de puentes y vías, se controlaron los peligros que las inundaciones presentaban, se daba un orden a la ciudad, se construyeron importantes avenidas que dieron salida hacia todos los sectores de la ciudad y que conecto a Medellín mucho mejor a la vía hacia Cartagena, por la margen derecha pasó el ferrocarril de Antioquia, facilitó la entrada del tendido eléctrico a la ciudad, etc.  Los beneficios que la canalización trajo a la ciudad han sido inimaginables pero también ha tenido muchos problemas los cuales, nos darían pie para escribir una buena cantidad de textos.

Canalizar las corrientes de agua de la ciudad es algo que, hoy en día, es casi indispensable para poder pensar en "desarrollo" en la zona por la que corre esta fuente.  El río Medellín y sus afluentes se comenzaron a canalizar hace aproximadamente 50 años y hoy en día es difícil encontrar una quebrada que cruce la ciudad sin canalización.  El canalizar las corrientes tiene muchos inconvenientes que, hoy en día cuando hablamos de devolver la vida al río y quebradas, nos damos cuenta que estas obras impiden esto y podemos pensar:

¿No podrá existir otra obra de ingeniería, acción, plan, idea,  que proteja por igual a la población de los peligros de las fuentes de agua y a ellas de todos los males que les causamos canalizándolas?

 

Regresar   Fotografías