CAUDAL DE DISEÑO PARA LA QUEBRADA LA IGUANÁ

Eventos y Modificaciones     Caudal de diseño Canalización
Páginas de interés Bibliografía Galería de imágenes

En 1957 la firma Integral Ltda. presentó a  la oficina de Planeación Municipal un informe titulado “Estudio Hidrológico e Hidrográfico de la Hoya del Río Medellín”. Este se basó en los registro pluviográficos disponibles en ese entonces, los cuales para algunas de las estaciones consideradas eran hasta de 7 años, y mediante hidrografía sintética encontraron caudales para los diferentes períodos de recurrencia. La utilización de este método se debió fundamentalmente a la carencia de registros de la quebrada La Iguaná.

En 1969 el Municipio de Medellín a través del Departamento Administrativo de Valorización contrató con la firma Ingenieros Consultores AEI la ejecución de un estudio sobre el comportamiento de las crecientes  de los diferentes afluentes del río Medellín. Este estudio se realizó con base en los registros pluviométricos e hidrométricos existentes, los cuales para algunas estaciones eran de 20 años.

 Una comparación de los valores obtenidos por la firma Integral Ltda. y los obtenidos en base al estudio de AEI se registra en la siguiente tabla:

t (años)

Q (m3/s)

Integral

Q (m3/s)

AEI

10

174

141

100

415

211

Previamente a la canalización se construyeron diferentes obras hidráulicas, los caudales de diseño para las obras construidas son los siguientes:

viñeta

Presa sobre la carrera 80: Q = 415 m3/s, con un  borde libre de 1 m.  Lo cual indica que caudal máximo que puede pasar por el vertedero es de 660 m3/s antes de que la presa se derrame.

viñeta

Pozo de aquitamiento provisional aguas abajo del azud de la presa: Q = 174 m3/s

viñeta

Azud sobre la carrera 80: Q = 374 m3/s (90 % del caudal de diseño de la presa)

viñeta

Pozo de aquitamiento en la desembocadura al Río Medellín: Q = 415 m3/s

En vista de que las obras principales y más costosas de la canalización de la quebrada ya habían sido construidas Integral recomendó hacer el diseño del canal con un caudal igual al de las estructuras o sea Q = 415 m3/s.  El diseñar el canal para uno menor implicaría el crear un estrangulamiento intermedio entre las dos estructuras, el cual llegaría a ser el factor determinante de la capacidad de conjunto, lo cual en base a los perjuicios que podría causar comparados con la inversión adicional no sería justificable. El diseñarlo para uno mayor no tendría tampoco ninguna lógica pues existiría una capacidad vacante del canal que no se utilizaría.

En el proceso de desarrollo del proyecto: "Canalización de la quebrada La Iguaná", la firma ACP de Medellín presentó un informe que tituló “Estudio de Alternativas”, Valorización Municipal en conjunto con Planeación. El informe que contenía un estudio técnico-económico de los tratamientos de canalización que a criterio de la firma eran  competitivos en el caso de la quebrada La Iguaná. La parte técnica consistía en  una serie de alternativas de diseño con aspectos como: alineamiento horizontal y vertical, sección transversal, tipo de recubrimiento y aspecto hidráulico. Después de analizar dicho informe seleccionaron la alternativa que consistía en un canal trapezoidal de 30 m de ancho con pendientes en taludes de 1.5:1 y pendiente del fondo de S = 0.004.  El tipo de recubrimiento eran gaviones.

En la parte económica del informe  se mostró que tal alternativa era la más económica. Sin embargo otra alternativa presentada que consistía en un canal con idénticas características que el anterior pero con recubrimientos de piedra pegada podría ser más favorable respecto a los costos.

A la alternativa seleccionada se le hizo una modificación que consistía en la no utilización del puente sobre la carrera 70 para el paso del canal.

Posteriormente se entregó otro informe con dos alternativas de diseño para la descarga de la quebrada al río Medellín que comprendía  el canal trapezoidal y un canal rectangular de 13 m. de ancho.

Valorización autorizó el diseño, no escogiendo ninguna de las dos alternativas presentadas por ACP, sino adoptando una posibilidad que en el informe se planteó como de último recurso y que consistía en ignorar la avenida de 100 años de Integral y utilizar la de 100 años de ACP, debido a que la primera fue calculada en base a escasos registros de precipitación.

 

Regresar

Siguiente

Pág. Principal